jueves, 5 de diciembre de 2013

Resulta que me fui un instante y hoy me dicen que son dos años
















No sé ya por qué me fui y como que tiendo a olvidar por qué he vuelto.
No nos deja más momentos de solaz este siglo, pero hoy... Hoy... ¡Hoy!

Hoy quiero estar y ser. Remembrar quien soy dentro de mí. 
Soy. Porque soy y sigo siendo, a pesar del viento,
aunque haya a quien le moleste que sea, y que esté. 
Porque estoy y estaré. Y si el cielo lo permite, viviré, y volaré.

Me quisiste aminorar; aseñorada oscuridad.
No hay lugar ya más para la falsedad,
aunque yo siga estando noche y día,
cual perro fiel, contra tu intento de alegría.
Esa será tu tortura, y a la vez mi delicia.

Resulta que me fui sólo un instante y hoy me dicen que son dos años. 
Y en ese instante, una infinitud;
Y en esos dos años, un parpadeo.

3 comentarios:

Mery dijo...

muy bonita reflexion, en realidad la ausencia puede ser eso, segun se mire, es un segundo o una etrnidad en el mismo espacio de tiempo. desde tenerife aprovecho para felicitarte las navidades, un beso de arcoiris.

Anónimo dijo...

Mi querida Duendecilla, al final yo también me marché. No sé si será por un instante o el instante será la eternidad...., no hago planes.
Mmmmm, te estoy comentando como anónimo, así que debí empezar por revelarte mi identidad, fui Caminante, fui DJ (Trovador)...
Ahora soy alguien que te sigue recordando y apreciando.
Una vez más me he asomado a tu blog, ya ves y me alegró encontrarte.
Besos

Duendecilla Verde dijo...

Mery mil gracias por tus buenos deseos, feliz año!

CAMINANTE! Cómo que te retiraste de esto? jeje, pues bien, todo son etapas en la vida =)
MIL EXITOS EN TU VIDA, BENDICIONES!