viernes, 12 de noviembre de 2010

Encapsulada en pastizales de antaño


Ser feliz no viene con la lotería, es un estado de permanencia plena. No tropezarás con menos rocas. No habrá sol perpetuo para vos, ni la luna se llenará en tu honor. No cambiará el color de ese uniforme. No. Los ríos no serán espejos de nuevo.

Se marchitará el aliento que creías verdoso follaje, y súbitamente un misterioso insomnio a las 2:47 am arremete declarándote la guerra.

No es como piensan, no me saco las ideas del bolso en la mañana, lo que toca sacar de los ganchos del efímero presente, lo que se va gastando.

Ay de quien en la paridad de su dicha ve los sueños en flor caer en cada pétalo al vacío terrenal, golpear, apenas ligeros el piso, revolcados por la arena y el desaliento de su inventor.

Vuelvo a buscarme en el vacío del paisaje rural, porque en mi mente aun hay pastizales donde reposar, porque aun imagino esa seguridad paisana que me habían robado los titulares matutinos.

2 comentarios:

caminante dijo...

Hoy abandono las nubes por un instante y transito la ruta del viento.
¿Qué es ser feliz, Duendecilla?
Tal vez sea sólo querer lo que tenemos, aceptar lo que somos.
Un beso grande

Gala dijo...

Pues sí, Duendecilla,acabo de descubrir tu blog y me encanta lo que escribes. Gracias por este maravilloso regalo que me has hecho! Gracias al Universo! Cómi dices, ser Feliz es un estado interno, no se puede describir con palabras...
Un fuerte abrazo!