viernes, 20 de noviembre de 2009

Veredicto final


No será un conejo sacado de un sombrero, ni un as de mi manga, ni usaré la moneda de una sola cara. No haré trampa.

Sacaré las horas de mi agenda y las esparciré en el aire, ya no estarán sujetas ni prisioneras entre las páginas que le dictan su sentencia, su destino.

Luego me declararé culpable, con una sonrisa en el alma, culpable de salir a una calle cualquiera de la mano tuya y querer vivir.

Seremos sentenciados de nuevo "mi" tiempo y yo, a un año más atados con cepo a esa agenda, a esa linda y colorida agenda, ese será el veredicto.

Juega... ¡Por vos! Porque no saben que mi veredicto, el final, sos vos.

_____
Para F.
_____
Estos días he estado ausente de todo, de mí, se agradece la comprensión..
¡Prometo volver!

3 comentarios:

caminante dijo...

Extrañaba tus textos, Duendecilla.
Bienvenida.
La entrada, admirable, como de costumbre
Un beso, amiga

Villa dijo...

Vuela tiempo.. aunque sé que volverás a aprisionar momentos, ahora sólo quiero salir a sentir con vos, a vivir.. sin tic o tacs..

"..y las tuyas son como una brisa de octubre, agitando los corazones de aquellos vulnerables a lo hermoso y trascendente."

Un abrazo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
LA RUTA DEL VIENTO




Jose
ramón...