martes, 8 de diciembre de 2009

Llamalo disonancia cognitiva...


Yo no se donde ha florecido tanto papeleo si no es el mes de abril. Tengo que llevar a rastras mi voluntad para poder pasar tanta hoja por la aguillotinada impresora...
Me mantiene de pie el fruto que sale de la árida sombra de lo que fue el árbol. Aunque biológicamente sea imposible, sale el fruto de la rama seca, se sostiene, o lo sostiene mi esperanza.
Llamalo disonancia cognitiva, llamalo ambientalismo extremo, llamalo niñeria..


1 comentario:

caminante dijo...

Llamalo talento, amiga
Un beso