viernes, 22 de mayo de 2009

Sembradío de alegrías

Saco de mi saco de experiencias,

el no depender de las estaciones

para sembrar virtudes.

De este lado del globo terráqueo,

el clima es sólo seco o lluvioso,

las navidades sin traje de nieve,

las peores ventizcadas

hojas verdes en los árboles,

las sequedades de verano

un flujo de lluvias infinitas,

y las alegrías del alma

una flor delicada

que ocupa ser cuidada,

haga sol, llueva, truene, tiemble.

3 comentarios:

caminante dijo...

De tus hermosos textos se deduce que es una flor muy hermosa.
Que siga tan bien cuidada
Un beso

Adolfo Payés dijo...

Un gusto leerte, me gusta la nostalgia , se siente..

me quedo leyéndote..

un abrazo

saludos fraternos
PD:Ya enlace tu blog al mío para poder leerte con mas frecuencia..

Duendecilla Verde dijo...

Gracias Caminante, por tomar esta ruta como parte de su camino, has sido fiel compañero de viaje.

Adolfo, lo bueno de las letras es que no se gastan para decirle lo que me agrada saber que se pasea por aquí.

Qué atentos.