domingo, 5 de julio de 2009

Ahora sin tu chelo...


..Sentirás un grito que viene de adentro
y que morirá en tus labios, silencioso.
La vida nos lleva donde no queremos,
para aprender lo que no sabemos.

...Lo verás dormir en su sarcófago,
extensión de tus manos y tu boca,
donde invertías horas de insomnio
que te han desvelado la conciencia.

...Intentarás percibir el ambiente
con el remanente de tu media vida,
por medio de un sonido diferente,
quizá el de tus lágrimas bajo la cobija.

_________
A mi amigo, el niño chelista, en su fractura de mano izquierda.

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso como muy sentido tus versos..

Excelente.

saludos fraternos con cariño
un abrazo

besos

caminante dijo...

Querida duendecilla:
La vida nos lleva donde no queremos.
Es una verdad incuestionable.

ES un poema muy hermoso que quizás lleve consuelo.
Un beso

Gilda Alejandra Yury Rojas dijo...

gracias a la vida que nos lleva donde no queremos para como tu has dicho aprender lo que no sabemos y que nunca imaginamos que entenderiamo. muy lindo :D