viernes, 2 de octubre de 2009

Hoy te convertí en metáfora...


Eres el triángulo de mis bermudas,

la cereza de mi pastel,

lo cardinal de mi punto,

la última pieza de mi rompecabezas,

el dominó de mi efecto,

la punta de mi iceberg,

la perspectiva de mi ángulo,

lo angular de mi piedra,

el contacto de mi lente

los anillos de mi saturno,

la discordia de mi manzana,

lo lácteo de mi vía,

la perspectiva de mi ángulo,

lo musical en mi escala,

el polvo de mis estrellas,

lo magnético en mi imán,

el iris de mi arco,

la clave de mi sol,

lo sideral de mi espacio,

lo alto de mi monte y lo profundo de mi fosa,

los vientos de mi rosa,

la tonalidad de mi canción,

el joker en mis cartas,

la idea principal de mi párrafo,

lo acromático de mi ajedrez, de mi piano,

lo polar de mi círculo,

lo verde de mi kriptonita, y de mi alter ego.

Eres sencillamente, la metáfora que yo más quiero.

A F

2 comentarios:

caminante dijo...

Querida Duendecilla:
Sólo se me ocurre una palabra:
BRILLANTE

Sabes que te sigo desde hace tiempo y noto como evoluciona el fondo y la forma de tus textos.
Afortunado tu metáfora.
Un beso, amiga

Villa dijo...

Hermosas palabras, consistencia.. de verdad me inspiras muchísimo.

Gracias por la felicitación.

Un abrazo. =)