lunes, 12 de octubre de 2009

Pensamiento aterrizado en palabras


El pensamiento viaja siempre a otro nivel, se le ve muy cómodo en los asientos preferenciales del ser.

A todos nos pasa.

Pero cuando aterriza de a poco en nuestra boca, las palabras se nos quedan cortas,

y nos damos cuenta que no han inventado el idioma que necesitamos para decir todo lo que pensamos,

y resignadamente, callamos, con una tenue y apenas perceptible sonrisa.

Imposible es exigir que nos entienda quien no sabe lo que hay detrás de este estuche textura de piel y forma de mujer.

2 comentarios:

caminante dijo...

Querida Duendecilla:
¡Cómo me alegra leerte!

El texto de hoy, es bellísimo.
Ya sólo el título valdría por una entrada.

Y, me quedo para meditar el resto del día con esa última frase

Imposible es exigir que nos entienda quien no sabe lo que hay detrás de este estuche textura de piel y forma de mujer.


Un beso, amiga

Villa dijo...

Ante la aporia de la existencia de entendimiento por parte de un segundo o un tercero, no nos queda nada más que aterrizar los pocos pensamientos compatibles al lenguaje que podemos usar para la recepción y transmisión de sentimientos y esperar que el otro porcentaje no compatible no nos afecte guardado.

Saludos.