miércoles, 16 de septiembre de 2009

Encadenada a mis miedos



Qué difícil se me hace desamarrarme las lágrimas del alma,

que nacen y mueren en mis entrañas,

sin ser vistas a través de las ventanas de un par de ojos,

tímidas.

Yo sé que tu intensión es pintar de un tono feliz este pensamiento gris,

pero no veo otro matiz con los fríos lentes de la siempre cruda realidad.

El color de mi verdad lo está inventando este tiempo que va pasando, es entre gris y azúl..

y no sé dónde dejé los colores neón porque aquí no están,

hace frío por falta de colores cálidos,

no hay brillo en este opaco paisaje,

no respiro un rayo de sol siquiera.

Invéntame la gama de colores con tu presencia,

que aquí encadenada a mis miedos, de a poco,

me voy opacando hasta formar también, parte del paisaje.

1 comentario:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

que lastima que no se venda el amor...